Monolitos por el Mundo V: El misterio de Pumapunku

19 Sep

 

Hoy escalamos a los Andes bolivianos y echamos un vistazo a unos de los lugares más rodeados de misterio de la Tierra: Pumapunku, una estructura pétrea que forma parte de Tiwanaku. Pumapunku, que se traduce como Entrada del Puma, es conocido por sus enormes piedras y por la extraordinaria precisión en los cortes y colocación de las mismas. Si conoces el lugar, probablemente hayas oído que las piedras están tan perfectamente unidas que no podrías insertar una cuchilla de afeitar entre ellas. Debido a estos detalles, Pumapunku es considerado como una de las evidencias de que la Tierra fue visitada por aliens, Atlantes, u otros seres mitológicos que presumiblemente son mejores canteros que los humanos.

El mayor de los bloques de piedra mide 7’31 metros de largo y 5’17 metros de ancho, con un peso estimado de 131 toneladas. El segundo bloque más grande encontrado en Pumapunku tiene 7’9 metros de largo, 2’5 metros de ancho y pesa 85’21 toneladas. Ambos forman parte de la Plataforma Lítica y están compuestos por piedra arenisca roja. Basándose en la petrografía y en análisis químicos de muestras de ambos bloques, los arqueólogos concluyeron que estos y otros bloques de piedra arenisca fueron transportados por una pendiente abrupta desde una cantera cercana al lago Titicaca situada a 10 kilómetros de distancia. Los bloques más pequeños que fueron usados para tallar la piedra llegaron de canteras situadas en la Península de Copacabana, a 90 kilómetros de distancia cruzando el lago Titicaca.

Los arqueólogos proponen diversas teorías para explicar cómo se lograron transportar semejantes piedras gracias, tan solo, a la fuerza bruta de los colonos de Tiwanaku, aunque estas sean meras especulaciones. Dos de las más comunes hablan del uso de llamas y el uso de rampas y planos inclinados.

 

En el montaje de los muros de Pumapunku, cada piedra fue finamente cortada para encajar con las piedras vecinas y los bloques se unen como un puzzle, formando las juntas de los muros sin el uso de un mortero. Una técnica de ingeniería común consiste en cortar la cara de arriba de la piedra situada debajo a un cierto ángulo y colocar otra piedra encima, la cual fue seccionada con la misma inclinación. La precisión con la que estos ángulos fueron formados para crear esas juntas tan perfectamente alineadas indica un conocimiento altamente sofisticado del corte de la piedra y de la geometría descriptiva. Semejante precisión sugiere la posibilidad de la prefabricación y de la producción en cadena, tecnologías mucho más avanzadas que la de los sucesores Incas de los Tiwanaku cientos de años más tarde. Los ingenieros Tiwanaku también eran hábiles al desarrollar infraestructuras cívicas para el complejo, construyendo sistemas de riego, mecanismos hidráulicos y sistemas de alcantarillado.

Para entender mejor el tema y sumergirte de lleno en el mundo conspiranoico, el Monolito recomienda este capítulo de la serie documental Ancient Aliens, donde arqueólogos, científicos y grandes freaks dan su opinión sobre Pumapunku.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: