Tag Archives: júpiter

Monolinguo VII – Satélite

20 Jul

 

The moon is the mother of pathos and pity – Wallace Stevens

Fue a partir de 1957, con el primer satélite artificial, el Sputnik I, que la palabreja comenzó a ser de uso cotidiano a pesar de que desde Nicolás Copérnico (1473-1543) sabemos que la Luna es satélite de la Tierra y que muchos otros planetas, como Júpiter o Saturno, tienen los suyos. Pocos imaginaban por entonces que aquella novedad —vista por entonces como una hazaña tecnológica, pero sin mayores consecuencias prácticas— tendría una importancia tan fundamental en las telecomunicaciones y en la vida cotidiana del mundo de hoy.

El vocablo español proviene del latín satelles, satellitis, tomado del etrusco y usado por los romanos para designar a los soldados de la escolta personal de un rey, príncipe o emperador. Según una leyenda romana, el primer gobernante que tuvo guardaespaldas fue el último rey de Roma, Tarquino el Soberbio (534-509 a. de C.). Posteriormente, por una bella metáfora, la palabra pasó a designar, aún en latín, los cuerpos celestes que orbitan en torno de algunos planetas.

Recomendación monolítica para el nombramiento y la denominación de origen de vuestros perros, gatos, faunos, faunas (satélites naturales de júpiter):  Adrastea, Aitné, Amaltea, Ananké, Aedea, Arce, Autónoe, Caldona, Calé, Cálice, Calírroe, Calisto, Carmé, Carpo, Cilene, Elara, Erínome, Euante, Eukélade, Euporia, Eurídome, Europa, Ganímedes, Harpálice, Hegémone, Heliké, Hermipé, Himalia, Ío, Isonoé, Kallichore, Kore, Leda, Lisitea, Megaclite, Metis, Mnemea, Ortosia, Pasífae, Pasítea, Praxídice, Sinope, Spondé, Táigete, Tebe, Temisto, Telxínoe, Tione, Yocasta. Mayúsculas.

Y aquí el francotirador de satélites, una oda a la materia oscura:

 

Imagen

Cuando Venus encontró a Júpiter

13 Mar

Cuando Venus encontró a Júpiter

Llevamos varios días observando el acercamiento de estos dos astros, los más brillantes del cielo nocturno después de la Luna. Hoy es el día en el que pueden verse juntos, a 3º el uno del otro, formando una preciosa conjunción. No hace falta telescopio, tan solo mirar al cielo y recrearse.

Pero esto no terminará aquí. El 25 de marzo la Luna nueva se unirá a esta pareja y se convertirán en trío. Toda una oportunidad para disfrutar del cosmos a simple vista.